Hablar en publico

¿Sabe cómo hablar en público de forma efectiva?

Para ser un buen comunicador (o comunicadora) hay que saber transmitir un mensaje de forma clara, concisa y entendible para que el interlocutor se quede con la información fundamental y no se quede con dudas y confuso.

Para lograrlo existen recursos y estrategias comunicativas sencillas a las que podemos recurrir diariamente. La comunicación efectiva es el resultado de una serie de estrategias comunicativas que, una vez aprendidas e interiorizadas, pueden transformar cualquier ocasión en una oportunidad de negocio. Cuando comunicamos no recurrimos solamente al lenguaje verbal, sino que ejecutamos una serie de acciones y nos servimos de unos recursos específicos del lenguaje no verbal que corroboran el mensaje que estamos transmitiendo.

 

Lenguaje no verbal como parte fundamental de la trasmisión de un mensaje

La base de todas las comunicaciones está formada por el lenguaje, los gestos, los signos y los pictogramas. Hasta los años 70 se pensaba que la eficacia de la comunicación residía solamente en la elección de las palabras, pero el psicólogo Albert Mehrabian demostró el papel fundamental que juega el lenguaje no verbal. Según su estudio, en una comunicación “cara a cara” el mensaje está producido y conducido por la concurrencia de elementos diferentes: un 7% por el contenido, un 38% por el paralenguaje y el 55% por la kinésica. Esto significa que hay que cuidar mucho no solo la elección de las palabras, sino también todos aquellos elementos no verbales que interactúan en una comunicación entre personas.

 

Consejos para utilizar de forma efectiva el lenguaje no verbal en la comunicación cara a cara o en videoconferencias.

Cuando tenemos que hablar en público o en videoconferencias muchos son los elementos que debemos tener bajo control y muchos son los recursos que podemos activar para que podamos comunicar de forma eficaz. Hay que saber que nuestros ojos perciben mucho más de lo que escuchamos, por eso es fundamental entrenar nuestro lenguaje no verbal y conocer las técnicas que ayudan a transmitir de manera positiva nuestro mensaje.

 

  • Kinésica o lenguaje corporal. La posición que adoptamos a la hora de hablar con otra persona dice mucho sobre nosotros y sobre nuestra actitud, cómo nos sentimos y nuestro grado de interés y apertura hacia los demás. La mejor postura que podemos tomar es: espalda recta, hombros hacia abajo, pies cercanos y paralelos y piernas estiradas para dar la impresión de que estamos interesados. La tendencia es la de doblar los tobillos o la de cruzar los brazos. Si mientras estamos hablando detectamos estas posturas hay que corregirlas, sin llamar la atención del interlocutor.

 

  • Gestos. Es importante acompañar las palabras y la comunicación verbal con gestos que puedan fortalecer el mensaje. Hay que moverse en el espacio y utilizar tantos las manos como las expresiones faciales para poder corroborar nuestra comunicación. Recuerde que siempre hay que evitar los extremos.

 

  • Modular la voz es un recurso muy importante a la hora de comunicar. Cada tono tiene una función específica, por ejemplo, el tono más alto sirve para llamar la atención, mientras que el tono más grave acompañado de un ritmo más lento es el mejor para que el oyente se acuerde de lo que estamos diciendo.

 

  • Mirada. Mirar a los ojos es el fundamental para establecer un vínculo con la persona que tenemos enfrente. Si nos da vergüenza mirar a los ojos podemos mirar a sus entrecejos: el interlocutor no se dará cuenta de este pequeño desplazamiento de nuestra mirada y se sentirá tenido en consideración y escuchado.

 

  • Duración. El cerebro humano tiene una autonomía de atención de 4 minutos. Esto significa que, si no recurrimos a cambios continuos, la atención de la audiencia se va. Las nuevas tecnologías son un recurso fundamental para captar la atención y crear un ritmo de comunicación dinámico e interactivo. La utilización de vídeos puede ayudarnos con nuestro éxito comunicativo.

 

La tecnología nos ayuda a comunicar de forma eficaz

Cada vez que transmitimos un mensaje tenemos que saber manejar no solo las palabras sino también los movimientos de nuestra cara, los gestos de las manos y recurrir a la tecnología para mantener a los oyentes activos e involucrados. La tecnología puede ser un recurso útil, pero debemos tener en cuenta de que a veces se presentan pequeños imprevistos debidos a los aparatos que utilizamos: problemas en la conexión a internet, nivel bajo de batería o mal funcionamiento de un programa o de una app.

No pasa nada si la tecnología falla, lo importante es mantener la calma y encontrar soluciones en el momento para salvar la situación.

 

 

 

Nuestras telesecretarias atenden sus llamadas. Bajo demanda también 24h.

  • ✓ Atención telefónica, gestión de citas y fax digital
  • ✓ Servicio de secretariado multilingüe disponible también en Inglés, Alemán, Francés, Italiano y Catalán
  • ✓ App para smartphone gratuita (iOS y Android)
  • Solicite presupuesto sin compromiso y asegúrese un mes de prueba con 50€ de saldo inicial en llamadas

    La información que nos proporcione será almacenada de acuerdo con nuestra política de privacidad para procesar su solicitud de contacto.

    Puedo revocar este consentimiento en cualquier momento. *

    Tags: , ,

    Trackback from your site.

    Leave a comment