fitness

Fitness en la empresa: disminuye el absentismo y mejora la eficiencia

 

La actividad física en el trabajo es una herramienta muy buena para mejorar la productividad en el lugar de trabajo, disminuir el absentismo y salvaguardar el bienestar psicofísico de los empleados.

El deporte mejora la productividad

Es bien sabido que los beneficios del ejercicio se reflejan, no solo a nivel físico, sino también en el rendimiento mental: una actividad física regular mejora las facultades cognitivas, como la memoria, la concentración y las capacidades lógicas y es capaz también de reducir en casi el 50% el riesgo de demencia senil.

Además, según los resultados de varios estudios, el deporte mejora la productividad en el trabajo: una investigación de la Universidad de Bristol sobre más de 200 empleados/as ha demostrado que las personas que practicaban deporte están más concentradas, más motivadas y eran menos propensas a concederse momentos de pausa. Un segundo estudio llevado a cabo por la Universidad de Minnesota, ha evidenciado que con solo 30 minutos de actividad física moderada al día, se puede observar una mejora significativa del rendimiento en el trabajo. Los datos de esta investigación muestran además que la mejora es observable, tanto en términos de calidad y cantidad de trabajo realizado, como en algunas soft skills como la capacidad comunicativa y la interacción entre compañeros.

 

¿Conviene a las empresas fomentar la práctica deportiva durante la jornada laboral?

Según Bjorn Borg, famoso campeón de tenis sueco, la respuesta es sí. Los trabajadores de su empresa de artículos deportivos están obligados a participar a sesiones semanales de ejercicio durante las horas de trabajo y los resultados son tan positivos como sorprendentes: no solamente las ausencias se han reducido en más de un 22% a raíz de la introducción de esa iniciativa, sino que los empleados están tan satisfechos de los resultados que consideran su cita con el deporte en la empresa como un requisito indispensable para su bienestar.

 

Muchos beneficios en muy poco tiempo

En Europa el porcentaje de personas que practica con regularidad una actividad física está disminuyendo: según una encuesta de la Comisión Europea, más de la mitad de los ciudadanos de la Unión no practica ningún tipo de deporte y el 15% camina menos de 10 minutos seguidos por semana.

 

Por mucho que la práctica deportiva sea la primera en la lista de las buenas intenciones para el nuevo año, para la mayoría de nosotros el problema es la falta de tiempo: el 60% de las personas declara que no consigue encontrar el tiempo necesario para poder dedicarse a sí mismos y mucho menos a la actividad física, sobre todo debido a los compromisos profesionales. Sin embargo los beneficios del ejercicio van más allá de la productividad: quién practica deporte regularmente goza de mejor salud y es menos propenso al desarrollo de diabetes, trastornos metabólicos y enfermedades cardiovasculares. La actividad física es también capaz de influir en la salud psicológica, ya que mitiga los síntomas propios de los trastornos depresivos o de la ansiedad y nos ayuda a gestionar el estrés.

 

Cómo fomentar la vida física y el deporte en la empresa

Una de la formas más sencillas de animar a los empleados a tomar costumbres menos sedentarias, es la de dar a quien lo desee la posibilidad de trabajar de pie gracias a un escritorio ajustable: el standing desk, de hecho, es uno de las prestaciones más solicitadas y puede tener un efecto positivo en el bienestar, siempre que se alternen los momentos de estar de pie con los que se trabaja sentado, para evitar una excesiva compresión de la columna vertebral y sufrir consecuentes problemas circulatorios en las articulaciones inferiores.

Para facilitar la realización de una actividad física regular, incluso con poco tiempo, muchas empresas ponen a disposición de los empleados un gimnasio en la oficina, una oportunidad para dedicarse al ejercicio durante la hora de la comida o en los momentos de relax antes o después del trabajo. Si por razones de espacio o de costes no es posible montar una área de fitness en la oficina, una alternativa puede ser ofrecer descuentos o bonos en los gimnasios como parte del programa del welfare empresarial.

Por último es posible animar incluso a los empleados más perezosos lanzando iniciativas para promover el deporte como parte de la cultura de la empresa: paseos en grupo, senderismo o excursiones en bici pueden ser formas de ejercicio aptas para todo el personal y representan una alternativa más saludable y apasionante que los tradicionales eventos empresariales. Actividades como estas son también una ocasión para reforzar las relaciones entre compañeros de trabajo, mejorar la comunicación y promover el trabajo en equipo.

 

 

 

Nuestras telesecretarias atenden sus llamadas. Bajo demanda también 24h.

  • ✓ Atención telefónica, gestión de citas y fax digital
  • ✓ Servicio de secretariado multilingüe disponible también en Inglés, Alemán, Francés, Italiano y Catalán
  • ✓ App para smartphone gratuita (iOS y Android)
  • Solicite presupuesto sin compromiso y asegúrese un mes de prueba con 50€ de saldo inicial en llamadas

    La información que nos proporcione será almacenada de acuerdo con nuestra política de privacidad para procesar su solicitud de contacto.

    Puedo revocar este consentimiento en cualquier momento. *

    Tags: , , , ,

    Trackback from your site.

    Leave a comment