La productividad aumenta si mejora el bienestar de las personas

El verdadero reto de todas empresas es seguir siendo competitivas en su nicho de mercado y mantener o aumentar, año tras año, el nivel de sus negocios y beneficios, sin por ello explotar a sus empleados ni comprometer su bienestar o salud. ¿Qué herramientas pueden adoptar las empresas para lograr este objetivo?

Al principio de cada año los representantes legales o los consejos administrativos de cada empresa tienen que fijar objetivos, tantos económicos como de crecimiento y de rendimiento de las plantillas, y buscar las herramientas aptas para cumplir con estos compromisos.

 

Hoy en día resulta miope la visión según la cual el aumento de los beneficios de un negocio puede ser alcanzado solo a través de estrategias de marketing innovadoras y de maximización de los esfuerzos de los recursos humanos.

 

Todas las empresas tienen una responsabilidad hacia sus empleados y las organizaciones realmente virtuosas son las que se cuestionan acerca de los mecanismos que pueden mejorar las condiciones del personal empleado y, por consecuencia, su bienestar y su eficiencia.

 

Existen muchos estudios que demuestran cómo la subida de la productividad de una empresa no está relacionada con un aumento del número de horas trabajadas. Al revés, resulta más beneficioso disminuir la duración de la jornada laboral e introducir pausas de descanso y de ocio dentro de la misma, para de esta manera mejorar la productividad de las personas.

 

Asegurar ratos de descanso sin represalia debido a su duración, acortar la jornada laboral, dotar las oficinas de espacios para la relajación y el ocio, son solo algunas de las herramientas que las empresas pueden adoptar para registrar una mejoría en el bienestar de las personas y un aumento de la productividad y de los beneficios.

 

Resulta por lo tanto fundamental para crear un entorno laboral positivo, donde no se experimente estrés y las personas puedan estar más a su ritmo, un replanteamiento radical de la organización del trabajo en las oficinas y la puesta en marcha de herramientas y medidas alternativas y más contemporáneas.

Trabajar menos horas aumenta la productividad: el experimento de Microsoft en Japón

 

El gigante informático Microsoft en su sede de Japón consiguió aumentar de un 40% la productividad de su plantilla gracias al proyecto piloto Work Life Choice Challenge Summer 2019 que redujo la tradicional semana laboral a 4 días laborales durante 1 mes.

 

Los empleados de Microsoft pudieron así disfrutar de 4 fines de semanas de 3 días de duración en el mes de agosto, lo que produjo un aumento de la productividad de la plantilla, además de una disminución de algunos costes fijos de la empresa. Acortando la semana laboral, el gasto de energía eléctrica de la empresa se redujo en un 23% así como el consumo de hojas de papel para la impresión (que fue un 60% menor).

Esta medida no afectó a la remuneración de las personas ni a los días de vacaciones.

Con ese experimento no se cuestionó solo la duración de la semana laboral sino también la gestión del tiempo en la oficina y la optimización de los recursos disponibles.

 

Además de los 3 días de descanso se decidió disminuir la duración de las reuniones, pasando de 60 a 30 minutos, y se fomentó el uso de videollamadas, email y teléfono para la definición de los detalles.

 

Microsoft todavía no ha declarado si el experimento se convertirá en rutina en el próximo futuro, pero es cierto que las empresas están dirigiéndose hacia un aumento de la productividad y de los beneficios a través de una optimización de los recursos, mejora del entorno de trabajo y fomentando medidas que ayudan a la conciliación entre tiempo de trabajo, descanso y vida personal de los empleados.

 

Pet Therapy: una mascota en la oficina

 

Muchas son las empresas que ya están experimentando aumentos de la productividad y de satisfacción de sus plantillas por medio de la introducción de nuevas herramientas y medidas innovadoras y alternativas.

Resulta, por ejemplo, que tiene efectos positivos en el humor de las personas la presencia de mascotas en el lugar del trabajo, lo que contribuye a crear un entorno laboral más relajado, eficiente y productivo.

Compañías como Google permiten, por ejemplo, la presencia en los espacios de trabajo de las mascotas de los empleados. Esto influye en la disminución del estrés de sus dueños, por no tener que dejarlas solas durante toda la jornada laboral.

 

Tener una mascota en la oficina ayuda a crear equipo e incentiva la cooperación: Cuidar de un animal en conjunto es como trabajar en un proyecto común donde cada una de las personas involucradas es importante y su aportación fundamental.

 

Estos son solo unos ejemplos que ilustran cómo la tendencia actual en las políticas de las empresas es la de identificar en el cuidado de las personas la única verdadera vía para mejorar la productividad y los beneficios.

Nuestras telesecretarias atenden sus llamadas. Bajo demanda también 24h.

  • ✓ Atención telefónica, gestión de citas y fax digital
  • ✓ Servicio de secretariado multilingüe disponible también en Inglés, Alemán, Francés, Italiano y Catalán
  • ✓ App para smartphone gratuita (iOS y Android)
  • Solicite presupuesto sin compromiso y asegúrese un mes de prueba con 50€ de saldo inicial en llamadas

    La información que nos proporcione será almacenada de acuerdo con nuestra política de privacidad para procesar su solicitud de contacto.

    Puedo revocar este consentimiento en cualquier momento. *

    Trackback from your site.

    Leave a comment